Lesión detrás de la pierna

Por: admin 09/7/11

Es probable que no te des cuenta de la importancia de una parte de tu cuerpo hasta que te lastimas. Los músculos posteriores de las piernas necesitan estar sanos para realizar actividades cotidianas y no se diga para aquellos fieles deportistas. Conoce el área de los isqulotiblales.

DE LOS ÍSQUIONES A LA TIBIA

Son dos grupos musculares (uno en cada pierna). Cada grupo tiene tres músculos que corren desde las caderas hasta la rodillas y por detrás de las piernas.

Se dividen en:

En conjunto, protegen al hueso más grande de nuestro cuerpo el fémur, y son de suma importancia para acciones simples como caminar, correr y andar en bici. Es importante mantenerlos fuertes y tomar en cuenta ciertas precauciones para evitar lastimarlos.

TIPS PARA TU ENTRENAMIENTO

En el gym incluye el aparato hamstring curl.

Agrega step ups en tu rutina de piso.

Pon atención en mantener el peso en el talón del primer pie que sube el step o escalón. Para intensificar utiliza mancuernas en las manos. Haz de 12 a 15 repeticiones.

Haz elevaciones maravilla. Acuéstate en el piso, coloca el pie izquierdo en el suelo y estira la pierna derecha. Empuja el talón izquierdo y eleva la pierna contrana y la cadera lo más arriba posible. Mantén de 20 a 30 segundos y relaja. Alterna.

La carga e intensidad de tu entrenamiento deben ser progresivas, nunca empieces con un ejercicio aeróbico intenso, ni sobreestreses los músculos.

LESIONES COMUNES

Una lesión isquiotibial daña fibras o tendones. Ocurre cuando dichos músculos están muy tensos, fatigados o débiles, o si han sufrido un entrenamiento exhaustivo.

Hay grados de lesiones que puedes medir:

1º grado: Es posible caminar y quizá trotar con leve molestia, sin embargo, hay que evaluar la lesión.

2º grado: Malestar al caminar. Correr es doloroso.

3º grado: No puedes caminar sin ayuda. Dolor permanente. Requieres atención médica.

Hemorragia vascular

Por: Yoselin 01/25/11

hemorragia

La hemorragia vascular es un padecimiento en el que la sangre se filtra hacia afuera de los vasos sanguíneos, debido por lo general a que presentan alguna anomalía que les impida retener la sangre o por problemas en las plaquetas que son las células sanguíneas encargadas de la coagulación y de taponear debidamente algún vaso sanguíneo roto.

Cuando la sangre se filtra hacia la piel, invade su tejido y aparece en forma del famoso moretón o hematoma.

Estos hematomas, tienen diferentes tamaños dependiendo de la causa del derrame sanguíneo, del lugar y del vaso sanguíneo roto.

Cuando las manchas son muy pequeñitas y de color morado o rojo oscuro, reciben el nombre de petequias, estas aparecen como resultado de una hemorragia dérmica o submucosa de la piel y son en forma de puntos pequeños de color rojo o violáceo.

Cuando son más grandes hasta de un centímetro, se les conoce como púrpura y pueden ser ocasionadas por varios motivos. Cuando se juntan varias púrpuras presentan múltiples áreas planas por debajo de los tejidos.

Cuando el sangrado se produce en un área grande del cuerpo, el problema se llama equimosis y cuando hay una gran acumulación que forma una protuberancia y produce cierto dolor se forma un hematoma.

Las hemorragias vasculares se pueden deber a varios motivos:

Es importante destacar que las causas pueden variar según la edad, sexo, origen y características de las hemorragias, por lo que siempre deben ser evaluadas por un médico hematólogo o internista.

Tortícolis, fuerte dolor de cuello

Por: Yoselin 01/10/11

Malestar conocido también como distonía focal y tortícolis espasmódica, se caracteriza por tener contracciones y espasmos musculares prolongadas en los músculos del cuello, que impiden el movimiento y causan mucho dolor.

El principal músculo afectado es el esternocleidomastoideo, que incluye el cuello, los hombros y la parte alta del pecho y espalda.

El problema se genera de forma súbita cuando este músculo se contrae involuntariamente y hace que se incline la cabeza y se pierda momentáneamente la capacidad para girarla o moverla.

No se debe confundir con una torcedura, que por lo general es una afección automilitada, es decir que desaparece de la misma forma misteriosa como se presentó. También se presentan algunos casos de tortícolis esporádicos que pueden estar relacionados con estrés excesivo que ocasione la rigidez de los músculos, el tipo de trabajo o una mala postura al dormir, escribir o sentarse.

Muchas ocasiones se presenta lo que se llama “lesión por latigazo” en el cuello, que ocurre cuando volteamos rápidamente o hacemos algún movimiento muy brusco con el cuello. En algunos casos, la discinesia tardía, también puede afectar el cuello. Este trastorno del movimiento ocurre cuando se consumen medicamos antipsicóticos potentes.

La tortícolis, en cambio se presenta poco a poco, al principio de forma intermitente pero se va agravando hasta que los músculos afectados se contraen de forma crónica y el dolor, la rigidez y la postura anormal del cuerpo es inevitable.

Actividades acuáticas: mucho más que nadar

Por: Yoselin 12/29/10

Una vez que las temperaturas bajan, parece que a todos nos da más reparo enfundarnos el traje de baño. Pues hay que vencer la pereza… ¡se acabó reservar la piscina sólo para el verano! Ponerse el traje de baño ha dejado de ser exclusivo de los meses de calor y son muchas las ofertas deportivas que nos animan a ello.

Ventajas. Al eliminar la gravedad por estar sumergidos en el medio acuático es más fácil combatir las lesiones de espalda. En una clase dirigida, se busca mejorar la percepción del propio cuerpo y mejorar con ello su postura.

Especialmente recomendadas para…

¿Es posible guardar la línea entre fiesta y fiesta?

Por: Yoselin 12/27/10

La cena de Nochebuena, la comida de Navidad, los múltiples compromisos con amigos de toda la vida, compañeros de trabajo en torno a una mesa… En estos días, ya has pasado las primeras pruebas y has conseguido mantener la báscula bajo control, dentro de lo posible. Y es que son días en los que se suele comer más de lo debido. Por eso, antes de las siguientes ‘etapas’ –Nochevieja, Año Nuevo y Reyes-, no está de más prestar un poco de atención a estos días intermedios, en los que intentamos reponernos de los excesos ya cometidos.

Muy útil